miércoles, 10 de julio de 2013

Ni fu, ni fa, pero...

Llego tarde a comentar la noticia del año en materia rolera; pero es que el día a día no me da últimamente mucha tregua para sentarme a escribir y he tenido que esperar hasta ahora para comentar el asunto. Y encima lo que voy a contar tampoco creo que de lugar a un interesante debate, pero como tampoco es esa la intención, pues ya está.

La cuestión es que la noticia de la publicación de Pathfinder por parte de Devir me ha llenado de... indiferencia, si es que ese sentimiento puede llenarle a uno de algo. No es una indiferencia de esas con desprecio en plan "¡Que aburrido! ¡Qué demodé!", sino más bien que el asunto me dejó sentado en la silla sin sentir "ni frío, ni calor", que se dice en mi tierra. Y me sorprendí de que así fuera.


Me da igual que el trabajo lo vaya a hacer Devir u otra editorial, que vayan a tratar mejor o peor la línea o que le pueda hacer la competencia eso en un futuro a D&D Next. Desde el momento en que leí la noticia supe que no iba a comprar ningún libro de esa línea, seguramente porque no me veo poniéndome a leer las muchascientas páginas del manual. Me da pereza.

Pero como os digo, no hay pretensión de menoscabar la venida del juego. Es más: no me importaría probarlo. Aunque no me piense comprar el juego, estoy seguro de que si la Sociedad Pathfinder de Exploradores organizase algún evento en mi ciudad me apuntaría encantado para poder echar alguna partida de cuando en cuando como hice con los Encounters de D&D 4E

Resumiendo: que siempre es una buena noticia que haya nuevos juegos aunque a uno no le interesen. Además es innegable que ese juego tenía que traducirse al castellano de una forma u otra. Tiene su público y, tras el fracaso de D&D 4E, (me gustaba, pero el público soberano habló y fue un fracaso) había que llenar ese hueco de alguna manera. Demasiado han tardado.

¿Y a dónde quiero ir a parar con todo esto? Pues como he dicho más arriba, a ningún sitio. Solo comentar el asunto y poco más. Debe ser el calor de julio, que me tiene loco.