lunes, 23 de septiembre de 2013

Una revista... ¿de qué?

Como todos sabréis ya a estas alturas, +Tiberio Sempronio Graco, la cabeza visible del semanario rolero The Freak Times, ha dado hoy por fin luz verde a un mecenazgo para crear una revista trimestral de juegos de rol. Todavía no se sabe el nombre de la misma, porque como comentaba el propio Tiberio en el programa de la semana pasada de Ojo al Dado, será algo que decidan entre aquellos que decidan apoyar la revista. Los interesados podéis completar toda esta información y participar en el mecenazgo en este mismo enlace.


La noticia es tan estupenda que, aunque no tengo por costumbre rebotar noticias, hago una excepción porque creo que merece de toda la difusión posible. ¿Por qué? Bueno, en mi humilde opinión, una revista de estas características es seguramente una de las cosas que más necesitaba la afición en estos momentos: una revista física, que los roleros pudieran ir a comprar a su tienda habitual, aunque sólo sea cada tres meses.

Pero para qué os voy a engañar. Cuando escuché a Tiberio en la entrevista que cito más arriba decir que no se iban a publicar noticias, ni reseñas ni artículos de teoría del rol... torcí un poco el gesto. ¿Que internet está lleno de ellos? Vale, pero a mí son contenidos que me gustan. Lo mismo este proyecto no es para mí. No me saltéis todavía al cuello que no he terminado.

A lo de las noticias si le vi sentido desde un primer momento. Si a veces me aburro escuchando la sección de noticias de los podcasts porque les llevo entre media y una semana de ventaja, no quiero ni imaginarme el hastío de leer noticias en una revista que sale cada tres meses. Además siempre corres el riesgo de que te aparezca alguien acusándote de partidista. Y eso, cuando no te mina el trabajo, te mina la moral.

Estuve varios días rumiando el asunto, hasta que conseguí convencerme de las bondades de ese planteamiento. ¿Qué queréis? Uno no es de entregarse al primer salvapatrias que pasa por la calle agitando la bandera de la roleridad y necesita su tiempo para sopesar las cosas. Resumiendo: que visto el lodazal en que puede convertirse cualquier reseña o artículo más o menos teórico cuando se ve la sardina lejos del ascua de la casa, mejor dejarlo estar y centrarse en contenidos jugables. Con que haya diversidad en el material jugable, asunto arreglado.

Aquí sé que llevo también las de perder, porque a muchos de los juegos que más me gustan no le hace falta material jugable. Pero aún así no lo doy todo por perdido. Con un poco de suerte caerá algún modulo de Dragon Age o El Anillo Único que podremos aprovechar en nuestra mesa de juego (Guiño, guiño. Codazo codazo). O no. Y tampoco pasará nada. Mirando por encima mi biblioteca física y digital tengo material para alimentar las calderas durante un año como mínimo.

Y ya que hablo de "mi sardina"... Si las razones de más arriba no eran suficientes, no se me escapa que el hecho de que exista una revista física que pueda llegar a las tiendas puede ser precisamente el nexo de comunicación que necesitan esos juegos rarunos para llegar hasta ese público más tradicional y desconectado de la rolesfera. Quizás se pueda aprovechar la publicidad, publicar algún escenario de Fiasco, algún libreto de Apocalypse World... Yo que sé. Al menos se abre esa puerta y ya veremos si a quien le toque la sabe aprovechar.

Sí me da un poco de pena que haya tenido que ser un "aficionado" (†) el que de el paso al frente y no alguna editorial. Pero tampoco es la primera vez que los aficionados van uno o dos pasos por delante de las editoriales en algunas cosas. Y quizás sea mejor así, que no haya ninguna editorial afiliada oficialmente al proyecto ni metiendo mano en la gestión de los contenidos. Así no habrá duda alguna de la pluralidad del proyecto.

En definitiva, que por el precio que tiene el asunto acabaré colaborando. Tendré que hacer encaje de bolillos y pedir algún favor porque no me vienen bien ninguna de las opciones de pago de Verkam, pero colaboraré. No sé si con los 8 € por 4 números de la revista en pdf o con los 18 € por 4 números en pdf y papel. Ya veré lo que mi economía me permite hacer cuando lleguen primeros de mes.

(†): ntrecomillado porque alguien con el culo tan pelado a base de trabajar el rol como Tiberio tiene ya a estas alturas poco de aficionado.