viernes, 15 de noviembre de 2013

The Future of Storytelling: Chapter 3

La tercer a unidad del curso The Future of Storytelling ha tratado sobre las series en formato web y cómo afecta al tipo de narrativa que desarrollan cosas como la financiación o el menor tiempo de atención del usuario de internet. De entrada le encontré poca relación con los juegos de rol, pero reflexionando un poco sobre el asunto...


Mi experiencia personal me dice que cosas como el rol por foro son un coñazo. Necesitan mucho compromiso por parte de todo los participantes. Esos participantes no suelen conocerse de nada entre sí y por tanto no hay complicidad entre ellos. Por si fuera poco, en internet desaparece por completo la comunicación física. En fin, que no dudo que haya gente capaz de llevarlo a buen puerto, pero todas mis experiencias con este formato han terminado en desastre.

Pero aún así creo que el problema no está en internet, sino en querer llevar a internet un formato de juego que quizás no sea el más adecuado para ese medio. Es decir, que no se adapta la narrativa teniendo en cuenta que la características del medio y sus usuarios son radicalmente distintas. Si acaso, intentamos adaptar el medio para que sirva al viejo fin: lanzadores de dados, pizarras virtuales, mapas interactivos... 

Si bien la forma de proceder anterior me parece completamente válida desde la perspectiva del jugador, desde la del diseñador nos está negando la posibilidad de explorar nuevos terrenos narrativos. No estamos aprovechando lo que pueda haber de bueno en el nuevo medio, sino que lo estamos retorciendo para que se parezca a lo de siempre. Y por lo general cuando retuerces las cosas acaban chirriando.

Trabajar en el otro sentido, viendo lo que se puede sacar de un nuevo medio es, por ejemplo, lo que hicieron en aquella curiosa experiencia del rol vía Twitter y que +Erekíbeon Barbagrís recogío en su blog. Por ahí es por donde creo que deben de ir los tiros cuando un diseñador piense en rol por internet: un intento de integrar medio y narración, permitiendo que uno y otro se alimenten mutuamente.

Si queréis explorar algo más este asunto, os recomiendo que le echéis un vistazo a los juegos del Rolero de Hierro de este año 2013, donde se propuso como uno de los elementos secundarios el crear un juego de rol pensado para jugar en internet. Podéis descargar todos los juegos en este enlace, incluidos títulos como Rol en Tuit de +Carlos de la Cruz Morales 

Pero no solo de Twitter vive el rolero. Sin ir más lejos, en este mismo blog tuve la oportunidad de probar The Doomed Pilgrim, uno de los cinco nanojuegos de Vincent Baker recogidos en The Sundered Land que aprovecha la estructura conversacional de Apocalypse World y la optimiza para su utilización en redes sociales como Google+ o Facebook. En los comentarios del primero de los enlaces de este párrafo podéis leer una partida completa de dicho juego.