viernes, 6 de diciembre de 2013

The Future of Storytelling: Chapter 6

Ya estoy por aquí para contaros lo que ha dado de sí esta sexta semana del curso The Future of Storytelling que estoy siguiendo a través de iversity. El objeto de estudio de éste capítulo han sido los medios basados en localizaciones (Location Based Media), aquellos en los que los contenidos de la información están relacionados con la localización geográfica en la que se recibe la información, y la realidad aumentada (Augmented Reality).

El desarrollo de este tipo de juegos y narrativas es relativamente reciente, ya que está fuertemente ligado al nuevas tecnologías como el GPS, la conexión internet portatil o el tratamiento digital de imágenes. Aunque bien mirado y por simplificar un poco el asunto, podría entenderse como una versión moderna de una caza del tesoro o una gymkhana en las que se aprovechan los nuevos medios para proporcionar una experiencia diferente.


Trasladar este formato a los juegos de rol es un asunto complicado: La naturaleza del soporte informático limita la aparente libertad (†) que se tiene jugando a rol e impone elecciones como líneas de conversación o cursos de acción predeterminados y daría como resultado algo parecido a una aventura gráfica. Quizás la aplicación mejores tecnologías de reconocimiento de voz e inteligencia artificial pudieran servir para aportar una mayor sensación de libertad.

Por otra parte Secret City, el juego utilizado para ilustrar este tipo de narrativa durante el curso, parece limitado a un único usuario, así que otro aspecto a explotar sería la posibilidad de ampliar esta experiencia al juego en grupo. Desconozco las implicaciones en términos de desarrollo del proyecto, pero por lo poco que comprendo del asunto, intuyo que no es asunto fácil. Quizás un informático pueda arrojar más luz en este tema.

Así que, contando con los límites actuales de la tecnología y del formato tradicional de los juegos de rol, la aplicación más inmediata e interesante que se me ocurre para todo esto podría ser como herramienta promocional para juegos concretos, ofreciendo una visión rápida del universo de juego y las sensaciones que pretende transmitir. Acabo de tener una revelación en forma de capa de realidad aumentada en la Ciudad de la Locura de No te Duermas.

Pero... ¿y qué hay de las mecánicas? Aquí es donde podría estar la madre del cordero para crear una nueva generación de juegos de rol. Creo que el asunto requeriría replantear el concepto de juego de rol y adaptarlo a la tecnología utilizada. ¿Sería el resultado lo bastante parecido a los juegos de rol? ¿No estaríamos reinventando el librojuego? ¿Interesa buscar eso o es mejor apuntar a proporcionar otro tipo de experiencia? Ambas soluciones tienen sus pros y sus contras. Sé que la respuesta no arroja mucha luz sobre el asunto. Lo sé y lo siento.

Y la tarea de la semana, como no. Esta vez se ha complicado un poco más el asunto: Nos piden tomar el personaje que creamos en el capítulo tres, elegir entre 3 y 5 localizaciones de nuestro entorno cercano, y crear una pequeña historia basada en esas localizaciones. Creo que me va a salir un churro.

(†): Creo que es un elemento sobredimensionado de los juegos de rol. En mi opinión esa libertad no es tal ni sus límites son tan amplios se cree normalmente... A no ser que te portes como un capullo. Es más bien el contrato social, que es previo al juego, lo que es susceptible de ser renegociado.